Saltar al contenido
Cuicklys

Repara tu televisión en Cuicklys, servicio técnico de reparación de televisores

Reparación de televisores en Cuicklys

No cabe duda de que la televisión sigue siendo una de las plataformas de entretenimiento más utilizadas por los usuarios. Con el paso de los años, las televisiones se han convertido en mucho más que un aparato para ver las cadenas públicas y privadas.

Resulta complicado encontrar una televisión que no tenga acoplado a la misma un reproductor de vídeo o una consola de videojuegos. El caso es que, con todo este uso que se da a las televisiones, las averías son más frecuentes y por eso se hace necesario la reparación de televisores.

Índice

¿Merece la pena la reparación de televisores?

Muchas personas se preguntan si cuando una televisión se estropea reparar televisor es la mejor opción. En la gran mayoría de los casos la respuesta es afirmativa. Una reparación tv te permitirá disfrutar de tu televisión unos cuantos años más en perfecto estado por lo que la podrás amortizar con una mayor facilidad.

Sin embargo, existen algunos factores a tener en cuenta antes de contar con los servicios de unos técnicos de tv. Si tu televisión ya tiene unos cuantos años, tal vez sea un buen momento para acabar comprando una televisión mejor y disfrutar de una tecnología de visionado superior.

Por ejemplo, si hoy en día estás utilizando una televisión que no llega a resolución Full HD y necesitas una reparación LCD, lo más recomendado es que te actualices y te acabes comprando una televisión mejor.

Salvo que la televisión sea muy antigua, en el resto de casos siempre será más recomendado reparar la televisión.

¿Por qué reparar tu televisión?

Comprar un televisor es una inversión importante. Debido a esto, vamos a tratar de tenerlo en funcionamiento la mayor cantidad posible de tiempo para poderlo amortizar mejor.

Además de los dos años de garantía con el que cuentan los televisores, gracias a las reparaciones estos pueden llegar a aguantar mucho más tiempo. Por supuesto, si compras un televisor caro, que menos que pueda estar funcionando a la perfección durante al menos cinco años.

Un servicio de reparación es la mejor forma de que tu televisión se pueda volver a ver igual de bien que el primer día y es que, hay tanta tecnología a día de hoy en los televisores que la reparación puede ser necesaria en una gran cantidad de aspectos como vamos a ver a continuación.

es rentable reparar tu televisión

Problemas más habituales que necesitan la reparación de televisores

Lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en un televisor es en el tamaño de su pantalla. No en vano, la pantalla del televisor es uno de los componentes que más horas trabaja en el televisor y por eso, en una gran cantidad de ocasiones, es necesario llevar a cabo una reparación.

En este caso, se puede cambiar el panel de la pantalla, arreglar la iluminación del televisor para que este recupere el brillo que tenía, cambiar las regletas led… en definitiva, lo fundamental de este aspecto es que el televisor pueda volver a verse como se veía el primer día.

Si tu televisor muestra alguna raya extraña, crees que se le ha ido el brillo o cuenta con los colores alterados, el problema seguramente esté en la pantalla.

Los conectores son otros de los componentes que con más frecuencia se estropean. Estos conectores pueden ser tanto externos como internos.

Interno si alguno de los conectores se encuentra dentro de la placa base y externos si se trata de una entrada de HDMI o la toma de antena. Muchas veces estas averías son de lo más habituales y son fruto de que se ha tratado de enchufar un cable mal y, a base de forzarlo, hemos dañado el conector.

En otras ocasiones, simplemente por el desgaste se pueden llegar a estropear.

La fuente de alimentación, otro de los problemas más habituales

En algunas otras ocasiones, el televisor directamente no se enciende. Esto habitualmente suele estar relacionado con un daño en la fuente de alimentación.

Las fuentes de alimentación se suelen estropear cuando hay algún pico de tensión en casa, siendo especialmente peligrosos los momentos en los que se va por completo la luz.

En este caso, bastaría con cambiar dicha fuente de alimentación y revisar si algún que otro componente ha podido estropearse. En definitiva, nada que no tenga arreglo.

Ayuda con la sintonización

A veces somos incapaces de sintonizar la tele, en unos casos por mero desconocimiento y, en otros casos porque la televisión se encuentra estropeada.

Si tu televisión no detecta canales, tal vez sea el momento de contar con un técnico que nos ayude a sintonizar la misma o bien a reparar aquel fallo que impide que sintonicemos la televisión con total normalidad.

Las televisiones modernas y el software

Para finalizar, las televisiones de hoy en día, sobre todo las Smart TV, son prácticamente ordenadores. Estas televisiones cuentan con un sistema operativo que nos permite la instalación de aplicaciones con las que poder jugar en la televisión, consultar noticias en vivo o directamente acceder a otros canales a través de internet.

Como suele pasar en los ordenadores, cuando nos dedicamos continuamente a instalar y desinstalar aplicaciones, a veces se producen problemas que impiden que la televisión se pueda utilizar correctamente. Desde perjudicar a la calidad del audio hasta entorpecer la imagen o ralentizar el uso del televisor.

Los problemas que pueden sucederse por problemas de software son multitud y tan solo un técnico experto en televisiones podrá ayudarte a que su televisión funcione como el primer día.

En algunas otras ocasiones es necesario actualizar dicho software de la propia tele para que esta siga teniendo acceso a las funciones con las que cuenta o puedas disfrutar de un rendimiento mejorado.

Sea como fuere, un técnico experto en la reparación de televisiones podrá ayudarte y asesorarte a la hora de utilizar esta parte tan demandada de las Smart TV, para que puedas sacar el máximo rendimiento de tu televisor. A veces una puesta a punto es más que suficiente para retomar el buen uso de esta.

Configuración